Un cumple de hadas

Ya viene siendo tradición enseñaros las cosillas que preparo para los cumpleaños de mis hijos. No es que sean elementos o detalles muy elaboradas, pero en conjunto resultan resultones. Y lo mejor es, sin duda, que mis pequeños siempre quedan encantados… ¡y yo, más!

El caso es que, para su quinto cumpleaños, Valentina me pidió una fiesta de hadas (y duendes). No tuve tiempo de hacer grandes virguerías pero, aún así, me apetecía compartirlas con vosotras.

Algo que tenía claro es que, como en cada cumple, habría camiseta temática. Con la Silhouette corté un hada en vinilo textil gris, y el texto “5 años”. La idea es que pareciera que el hada soplaba

Para completar la indumentaria se puso unas alas de mariposa amarillas y una falda de tul, también amarilla.

Por último, le preparé también una diadema: ¡sencilla y resultona! Compré flores de plástico en la tienda Tedi y las pegué con silicona caliente a una diadema básica. Enganché un par de mariposas, también de Tedi, y coloqué varias tiras de limpiapipas verdes enrolladas en un lápiz y luego estiradas:

Como sobraron flores, las utilicé para decorar la mesa donde estaban las bebidas. Las distribuí salpicadas aquí y allá sobre una tira de césped artificial:

Y también preparé unos mini portarlas (se ven en la foto anterior, no tengo otras fotos): envolví en tul verde unos vasos de yogur de cristal, los anudé un trozo de cuerda y les pegué una flor. Dentro llevaban falsas velas, de esas que van a pilas.

Este año no hice guirnalda con la Cameo, porque vi en Pinterest esta idea y la copié:

Las alas las pedí en AliExpress, y pedí varias para dar a las niñas del cumple. Compré también gorritos de duende, y daba a elegir a los invitados sí querían ser hadas o duendes. Todas las niñas quisieron ser hadas, y los niños, duendes 🤷🏼‍♀️ Y confieso que me gustó ver a tanta hada “volando” por el jardín.

Teníamos también el Árbol de las Hadas: unas tiras de papel pinocho, serpentinas y luces, y se crea la magia. Hice varias fotos muy bonitas con las hadas trepando en ese árbol.

Una de las grandes atracciones de la fiesta fue la máquina de algodón de azúcar…

Y también hubo piñata, de Tedi. No me dio la vida para hacer yo una de hada, pero esta dio un gran resultado y Valentina estaba encantada.

Para la tarta, tenía muy claro lo que quería. Había visto una foto en Pinterest que me había enamorado, y la quería así. Pero tenía un problema: las chicas que siempre cumplían mis sueños reposteros habían cerrado su negocio. ¿Qué podía hacer? Pero entonces recordé que la mamá de una alumna mía hacía tartas. Me puse en contacto con ella y convirtió en realidad la idea con esta maravilla:


Hizo además unas varitas mágicas de galletas que, además de bonitas, estaban deliciosas. Sin duda, os la recomiendo si estáis en Cartagena o alrededores: Hadas Cakes Fondant.

Por último os quería enseñar la invitación del cumpleaños. La hice con Photoshop utilizando imágenes de Freepik, e incluyendo un código QR de los que a estas alturas seguro que sabéis que soy fan. Escaneando el código iba directo a la ubicación del lugar donde de celebraba el cumple.

Y esto ha sido todo por hoy. Espero que os haya gustado este cumpleaños-cuento de hadas. Muchísimas gracias por leerme, besitos y… ¡hasta la semana que viene!

2 thoughts on “Un cumple de hadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.